Ir al contenido principal

SOGIBA, el Colegio de Médicos de la Provincia de Bs As y ASOGIR ocultan información, faltan a la ética y a la ley


Por Violeta Osorio, Rosana Mazur, Andrea Paz.

Es responsabilidad legal, moral y ética de la comunidad médica brindar información completa, adecuada y oportuna. De igual manera deben basar sus posturas y prácticas en la evidencia científica actualizada, garantizando los derechos a la ciudadanía.

El 26 de noviembre de 2016 SOGIBA (Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Bs As) emitió un comunicado público donde sienta su postura contra el Parto Planificado en Domicilio basándose en supuesta evidencia científica. Si bien expone conclusiones categóricas, no aporta la fuente original del o los estudios en los que se basan. A este comunicado adhirieron la SAP (Sociedad Argentina de Pediatría), SOGBA (Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Bs. As.), ADOM (Asociación de Obstétricas Municipales) y los/as jefes de obstetricia de los hospitales públicos de CABA y gran parte de los/las jefes de obstetricia de las instituciones privadas de CABA. El 16 de febrero de 2017 el Colegio de Médicos de la Provincia de Bs. As. toma ese comunicado como suyo y vuelve a publicarlo, por supuesto, una vez más las fuentes brillan por su ausencia. El 31 de marzo de 2017 y a través del diario La Capital, ASOGIR (Asociación de Obstetricia y Ginecología de Rosario) reincide haciendo lo propio.

3 comunicados, 3 asociaciones de profesionales de la salud muy preocupadxs por el tema, 3 grandes ausencias de la fuente científica en la que basan su postura.

Estos comunicados plantean que la evidencia científica muestra que aunque el parto planificado en domicilio se asocia a menores índices de intervenciones sobre la mujer, se asocia también (e incluso por eso mismo) a un aumento duplicado en los riesgos de complicaciones neonatales tales como convulsiones y/o depresión del/a recién nacido/a, así como a un aumento triplicado de las secuelas neurológicas graves y la mortalidad fetal-neonatal. Ante la falta de fuentes explícitas (algo que se considera una falta de ética y de rigurosidad científica), nos dimos la tarea de buscar los estudios en los que podrían haberse basado, en función de los resultados y conclusiones que exponen.

Comencemos por la mortalidad feto-neonatal:
1.  Para estas conclusiones se habrían basado en un meta-análisis del 2011 realizado por Wax JR, Lucas FL, Lamont M, Pinette MG, Cartin A, Blackstone J. cuyo título original en inglés es: “Maternal and newborn outcomes in planned home birth vs planned hospital births: a metaanalysis”. Un meta-análisis es un estudio estadístico que intentan revisar y sintetizar datos de un conjunto de resultados obtenidos de diferentes investigaciones sobre la misma cuestión. Las conclusiones de este meta-análisis son demoledoras: “Menor índice de intervención durante los partos planificados en domicilio está asociado a una tasa triplicada de muerte neonatal.” 1

Ante la existencia de este meta-análisis con resultados aparentemente tan contundentes uno se preguntaría ¿por qué esconder la fuente?, ¿por qué no publicarla y darle fundamento categórico a su postura? La respuesta es simple y sencilla y la puede encontrar cualquiera que use google para buscar información al respecto. Se trata justamente de un meta-análisis que ha sido rebatido y considerado defectuoso por presentar graves errores metodológicos tanto en la elección de los estudios a analizar como en las herramientas usadas para los cálculos estadísticos.2

No es un dato menor que dentro del grupo de "Parto Planificado en Domicilio" se incluyen por igual aquellos que fueron planificados con asistencia profesional y aquellos que sucedieron sin asistencia o que se eligieron sin ella. También se incluyeron estudios de hace más de 20 años, lo que podría no reflejar las prácticas actuales tanto de los partos planificados en domicilio como de los hospitalarios. 2

En una entrevista realizada a la Dra. Kyoung Suk Lee (doctorado en enfermería, especialista en enfermería clínica de adultxs e investigadora en el área cardiovascular) a raíz de la revisión que realizó a este meta-análisis, entre otras cosas plantea que: “curiosamente, si nos fijamos en la página 243.e3, los autores hicieron un análisis de sensibilidad. En este análisis, excluyeron los estudios que incluían partos en el hogar que no fueron atendidos por parteras certificadas o enfermeras obstétricas certificadas. En este análisis, encontraron que no hubo diferencias en las muertes neonatales entre el parto planificado en domicilio y los grupos de parto en el hospital. Esto significa que en los estudios en los que las parteras con certificación de algún tipo asistieron los nacimientos en el hogar, los resultados fueron los mismos, excepto que no hubo aumento en la tasa de mortalidad neonatal. En mi opinión, debemos prestar atención a los resultados de los análisis de sensibilidad, porque esto nos permite ver los resultados basados ​​en estudios que se sabía que eran elegibles o describían claramente sus métodos y resultados” 3

Por su parte la NCT (Nacional Childbirth Trust), principal organización sin fines de lucro de Reino Unido dedicada a la salud perinatal, realizó también su análisis correspondiente y encontró que este estudio tiene serias limitaciones metodológicas, entre ellas:
  • Insuficiencia de detalles sobre la evaluación de la calidad de los documentos de investigación primaria identificados por los autores y sus motivos específicos para la inclusión o la exclusión de cada estudio.
  • Falta de información acerca de los estudios incluidos, y los datos concretos aportados a cada uno de los resultados de investigación. El examen de los documentos de investigación primaria ha llevado a la identificación de diferencias en las cifras (debería haberse incluido un “diagrama de bosque”).
  • Falta de claridad y coherencia sobre la definición de la mortalidad neonatal en cada uno de los estudios incluidos, incluso si eran contabilizados los datos de muerte fetal.
  • El pequeño tamaño del subgrupo que contribuyen al cálculo del riesgo comparativo de la mortalidad neonatal en el parto domiciliario planificado y el parto hospitalario. Se ha sugerido que son necesarios entre 200 y 400 eventos adversos para estar seguros de evitar un error sistemático por insuficiencia de datos; a pesar de ello sólo se han reportado 64 muertes neonatales por Wax y su equipo para toda la mortalidad neonatal y 37 para la mortalidad neonatal no análoga.
  • Un número de estudios no aleatorios incluidos en el meta-análisis no fueron equiparados por la confusión de factores de riesgos ni se realizaron ajustes de datos posteriores y algunos incluyeron mujeres con mayor riesgo de complicaciones 4
2. Vamos ahora con el aumento duplicado en los riesgos de complicaciones neonatales tales como convulsiones y/o depresión del recién nacido y el aumento triplicado de las secuelas neurológicas graves. Para estas conclusiones encontramos 3 posibles fuentes:

- Conclusión: “Los partos planificados en domicilio se asociaron con un aumento de las complicaciones neonatales, pero con menos intervenciones obstétricas. El equilibrio entre las preferencias maternas y los resultados neonatales debe ponderarse cuidadosamente.” Título original en inglés: Selected perinatal outcomes associated with planned home births in the United States. Autores: Cheng YW, Snowden JM, King TL, Caughey AB. 5

- Conclusión: “El riesgo aumentado de la puntuación de 0 de Apgar de 0 minutos y las convulsiones o la disfunción neurológica grave de partos fuera del hospital deben ser revelados por los médicos obstétricos a las mujeres que expresan interés en el nacimiento fuera del hospital. Los médicos deben abordar las motivaciones de los pacientes para la entrega fuera del hospital mediante la mejora continua del cuidado seguro y compasivo de los pacientes embarazadas, fetales y neonatales en el entorno hospitalario.” Título original en inglés: Apgar score of 0 at 5 minutes and neonatal seizures or serious neurologic dysfunction in relation to birth setting. Autores: Grünebaum A, McCullough LB, Sapra KJ, Brent RL, Levene MI, Arabin B, Chervenak FA. 6

- Conclusión: Nuestro estudio muestra un aumento significativo de la mortalidad neonatal total y temprana para los nacimientos en el hogar e incluso mayores riesgos para las mujeres de 41 semanas o más y las mujeres que tienen un primer parto. Estos riesgos significativamente aumentados de mortalidad neonatal en los nacimientos en el hogar deben ser revelados por todos los profesionales obstétricos a todas las mujeres embarazadas que expresan interés en tales nacimientos.” Título original en inglés: Early and total neonatal mortality in relation to birth setting in the United States, 2006-2009. Autores: Grünebaum A, McCullough LB, Sapra KJ, Brent RL, Levene MI, Arabin B, Chervenak FA. 7

Y una cuarta que si bien reporta aumento en estos factores también parte de sus conclusiones podrían explicar de alguna manera los resultados de los tres estudios anteriores:
-Conclusión: “Al menos el 30% de los nacimientos domiciliarios planificados no son de bajo riesgo y no están dentro de los criterios clínicos establecidos por ACOG y AAP, y el 65.7% de los nacimientos domiciliarios planificados en los Estados Unidos son atendidos por parteras no certificadas por AMCB, aunque AAP y ACOG declaran que sólo las parteras certificadas por AMCB deben asistir nacimientos en el hogar.” Título original en inglés: Perinatal risks of planned home births in the United States. Autores: Grünebaum A, McCullough LB, Brent RL, Arabin B, Levene MI, Chervenak FA. 8

No podemos dejar de notar 3 detalles que por supuesto dan un marco y un contexto, los 4 estudios citados son de Estados Unidos, 3 de ellos realizados por los mismos autores y los 4 usando la misma herramienta de recolección de datos (certificados de nacimiento). Estos datos lejos de ser menores resultan significativos porque son elementos que componen el marco desde el cual se construye información.

Por supuesto seguimos buscando y encontramos un estudio que cita estas 4 investigaciones y las analiza junto con otras más, incluyendo el meta-análisis del que ya hablamos. Se trata de:  “Planned home birth: benefits, risks, and opportunities”. Autores: Ruth Zielinski, Kelly Ackerson, Lisa Kane Low. Abstract:“...Si bien la mayoría de las investigaciones que comparan parto planificados en domicilio y partos en instituciones de salud,  no han encontrado diferencias en las muertes fetales intraparto, las muertes neonatales, las puntuaciones bajas de Apgar o la admisión en la unidad de cuidados intensivos neonatales. Han sido reportados en Estados Unidos, así como en el meta-análisis, resultados neonatales más adversos asociados con el parto planificado en domicilio...”  “... Este informe revisará los estudios de investigación publicados entre 2004 y 2014 relacionados con los resultados maternos y neonatales del parto planificado en domicilio y discutirá las fortalezas, limitaciones y oportunidades con respecto al parto domiciliario planificado” 9

En este sentido, y al respecto de los estudios arriba mencionados esta investigación plantea algunos aspectos cuestionables y que harían que los resultados sean poco confiables:
  • Debido a que la morbilidad grave, así como la mortalidad neo-fetal son eventos poco frecuentes y ante el desafío que esto implica se han utilizado distintas variables para superar este escollo. A saber: en algunos estudios combinan distintos factores para conseguir un índice compuesto (por ejemplo: tasas de muerte fetal intraparto, encefalopatía neonatal y lesiones relacionadas con el nacimiento o muertes neonatales, admisiones en cuidados intensivos junto con el puntaje Apgar de 5 minutos), lo que tiene como resultado por ejemplo que estos factores se consideren en el mismo grado de importancia y gravedad, aunque por supuesto, la muerte de un bebé y por ejemplo, una clavícula fracturada son incomparables. Esto se suma al hecho de que las muertes neonatales se reportaron como muertes neonatales tempranas, es decir entre el nacimiento y los 7 días siguientes y muertes neonatales tardías, sucedidas en los 28 días posteriores al nacimiento lo que dificulta el análisis e interpretación de los resultados y su relación con el parto. Caso similar al puntaje de Apgar, el cual se reporta de diferentes maneras.

  • Los estudios se basaron en la recolección y análisis de los datos del certificado de nacimiento del Centro Nacional de Estadísticas de Salud. Si bien el trabajo de recolección fue exhaustivo, los certificados de nacimiento presentan vacíos y datos incompletos o confusos, sobre todo en lo que se refiere a los eventos infrecuentes (como pueden ser las complicaciones en el parto, la morbilidad grave y la mortalidad neo-fetal). Este hecho, resta confiabilidad a los resultados obtenidos. El certificado de nacimiento se considera una herramienta con limitaciones a la hora de determinar la seguridad de los partos planificados en domicilio.

  • Para el grupo de “parto planificado en domicilio” se incluyeron nacimientos que no cumplen con las categorías de bajo riesgo o que presentaron riesgo aumentado, mientras que estos casos si fueron excluidos del grupo de “parto en institución de salud”.

  • Por su parte también, en el grupo de “parto planificado en domicilio” no se diferenció entre los tipos de parteras (en relación a la formación y certificación) que asistieron los nacimientos, incluso en el estudio de Cheng y colegas, se incluyeron categorías como “otros” y “desconocido”. Cabe destacar que cuando en este estudio (Cheng) se realizó un subanálisis teniendo en cuenta esta variable y dejando solo aquellos nacimientos que fueron asistidos por parteras certificadas encontraron que la única diferencia que se reportó fue un menor ingreso a salas de neonatología de los/as bebés nacidos/as en casa frente a aquellos/as que nacieron en institución de salud.

Estas conclusiones mostrarían que si bien existen estudios que reportan aumento en los resultados neonatales, se trata de investigaciones en las que se han encontrado falencias, limitaciones y/o fallos que comprometen la confiabilidad de sus resultados. Y por otro lado, actualmente existe nutrida evidencia médica y científica que da cuenta de la seguridad y viabilidad del parto planificado en domicilio, así como del alto reporte de bienestar materno-fetal, tanto a nivel físico, como emocional y psicológico. Es más, países como Reino Unido, Canadá, Holanda lo incluyen dentro de la oferta formal de salud y recomiendan a las mujeres que cursan embarazos de bajo riesgo a elegir partos planificados en domicilio. La balanza  pareciera sin dudas inclinarse a favor del parto planificado en domicilio, en relación a su seguridad (equivalente a la de los partos institucionales en mujeres de similares características) tanto para la mujer y el/la  recién nacido/a, así como la menor tasa de intervenciones para ambos/a y un mayor reporte de bienestar.

Pero no sólo eso, las conclusiones y resultados llevan a determinar también que la seguridad del parto planificado en domicilio está directamente relacionada con las instituciones de salud tanto en lo que se refiere a la correcta articulación como a la realidad propia de la institución y su práctica obstétrica y por supuesto al reconocimiento por parte del Estado, las sociedades médicas y las instituciones de salud, del parto planificado en domicilio como un modelo de atención. Lo que nos lleva a concluir, que la preocupación de SOGIBA, el Colegio de Médicos de la Provincia de Bs As, ASOGIR y quienes adhirieron a estos comunicados, debería estar centrada en generar trabajo conjunto con los profesionales que asisten partos planificados en domicilio y las instituciones de salud para construir los mecanismos oportunos y correctos de articulación, en vez de continuar con una postura prejuiciosa que vulnera derechos y pone en riesgo a las mujeres, sus hijos/as y familias.

Ante este panorama, las preguntas centrales serían, ¿por qué la comunidad médica Argentina elige hacer una selección discrecional de la evidencia científica y  basar su postura en estudios que incluso han sido rebatidos?, ¿por qué elige aportar información parcial y sesgada que vulnera la autonomía de las mujeres y sus familias?, ¿por qué elige continuar con su “caza de brujas” al modelo de atención domiciliaria, en vez de generar mecanismos y prácticas que favorezcan el bienestar de la población y garanticen el acceso a sus derechos?

No es falta de acceso a la información, o que sea difícil encontrar otras fuentes de referencia, una rápida búsqueda en el mismo portal (PubMed.com)  arroja por ejemplo estos estudios:

  • Conclusiones: “El parto en casa asistido por parteras idóneas no se asociacia a un incremento en las tasas de morbi-mortalidad, pero sí a menores intervenciones médicas.” (“Planned home versus planned hospital births: adverse outcomes comparison by reviewing the international literature” por Faucon C, Brillac T.. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23769011)
  • Abstract: … “los partos no tradicionales (léase partos planificados en domicilio) presentan ventajas para las mujeres de bajo riesgo en comparación con los establecimientos hospitalarios tradicionales: menores costos de atención de la maternidad y menor uso de los procedimientos de parto, sin diferencias significativas en la mortalidad perinatal. (“Birth setting for low-risk pregnancies. An analysis of the current literature.” Por Albers LL, et al. J Nurse Midwifery. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1895169)

  • Interpretación: “El parto planificado en domicilio asistido por una partera registrada (léase profesional) se asoció con tasas muy bajas y comparables de muerte perinatal y tasas reducidas de intervenciones obstétricas y otros resultados perinatales adversos en comparación con el parto hospitalario planificado asistido por una partera o un médico.” (“Birth setting for low-risk pregnancies. An analysis of the current literature” por: Albers LL, Katz VL. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19720688)
  • Conclusiones: “El parto domiciliario planificado para las mujeres de bajo riesgo en América del Norte con asistencia de parteras profesionales se asoció con tasas más bajas de intervención médica, pero una mortalidad intraparto y neonatal similar a la de los nacimientos hospitalarios de bajo riesgo en los Estados Unidos.” (“Outcomes of planned home births with certified professional midwives: large prospective study in North America” por Kenneth C Johnson, Betty-Anne DavissDisponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC558373/)
  • Discusión:Para esta gran cohorte de mujeres que planificaron partos en domicilio en los Estados Unidos, los resultados son congruentes con los mejores datos disponibles de estudios que evaluaron los resultados por el lugar de nacimiento previsto y los factores de riesgo perinatal. Las mujeres de bajo riesgo en esta cohorte experimentaron altas tasas de nacimiento fisiológico y bajas tasas de intervención sin un aumento en los resultados adversos”. (“Outcomes of care for 16,924 planned home births in the United States: the Midwives Alliance of North America Statistics Project, 2004 to 2009.” por Cheyney M, Bovbjerg M, Everson C, Gordon W, Hannibal D, Vedam S. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24479690)

  • Conclusiones: “No encontramos ningún riesgo aumentado de resultados perinatales adversos para nacimientos domiciliarios planificados entre mujeres de bajo riesgo. Nuestros resultados sólo pueden aplicarse a las regiones donde los nacimientos en el hogar están bien integrados en el sistema de atención de la maternidad.” (“Perinatal mortality and morbidity up to 28 days after birth among 743 070 low-risk planned home and hospital births: a cohort study based on three merged national perinatal databases” por Jonge A, Geerts CC, van der Goes BY, Mol BW, Buitendijk SE, Nijhuis JG. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25204886)

  • Conclusiones: “El resultado de los nacimientos domiciliarios planificados es al menos tan bueno como el de los nacimientos planificados en hospitales en mujeres de bajo riesgo y con asistencia de parteras en los Países Bajos.” (Outcome of planned home and planned hospital births in low risk pregnancies: prospective study in midwifery practices in The Netherlands” por Wiegers TA, Keirse MJ, van der Zee J, Berghs GA. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8942693)

  • Resultados: “Las mujeres que planearon dar a luz en las instituciones de salud de segundo y tercer nivel, presentaron un mayor riesgo de cesárea, partos instrumentales e intervenciones intraparto que las mujeres de similares características que planearon dar a luz en el hogar o en unidades de atención primaria. (...). Los recién nacidos de mujeres que planearon dar a luz en hospitales secundarios y terciarios también presentaron un mayor riesgo de ingreso a una unidad de cuidados intensivos neonatales (RR: 1,40, IC del 95%: 1,05-1,87, RR: 1,78, IC del 95%: 1,31-2,42) frente a los recién nacidos de  las mujeres que planearon dar a luz en una unidad de atención primaria”. (Planned place of birth in New Zealand: does it affect mode of birth and intervention rates among low-risk women? por Davis D, Baddock S, Pairman S, Hunter M, Benn C, Wilson D, Dixon L, Herbison P. Disponible en:
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21599733
  • Interpretación: “El parto domiciliario planificado asistido por una matrona registrada se asoció con tasas muy bajas y comparables de muerte perinatal y tasas reducidas de intervenciones obstétricas y otros resultados perinatales adversos en comparación con el parto hospitalario planificado asistido por una partera o un médico”.(Outcomes of planned home birth with registered midwife versus planned hospital birth with midwife or physician. Por Janssen PA, Saxell L, Page LA, Klein MC, Liston RM, Lee SK. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19720688)

  • Conclusión: “Nuestros resultados para los partos asistidos por parteras independientes en los centros de nacimientos y nacimientos en el hogar en Japón indicaron un alto grado de seguridad y práctica basada en la evidencia. Este estudio tuvo algunas limitaciones debido a sus datos incompletos y baja tasa de respuesta. Sin embargo, este es uno de los pocos estudios que informaron los resultados de las parteras japonesas independientes y la seguridad de su práctica. Un sistema de registro de nacimientos nos proporcionaría información más exacta y completa de todos los partos con los que evaluar la seguridad de las parteras japonesas independientes.” (Outcomes of independent midwifery attended births in birth centres and home births: a retrospective cohort study in Japan. por : Kataoka Y, Eto H, Iida M.. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23415360)

  • Conclusiones: “Este estudio muestra que los partos planificados en domicilio, no incrementan los riesgos de mortalidad perinatal y morbilidad perinatal severa entre las mujeres de bajo riesgo, siempre y cuando el sistema de salud facilite esta elección mediante la disponibilidad de parteras bien capacitadas y un buen sistema de transporte y remisión.” (Perinatal mortality and morbidity in a nationwide cohort of 529,688 low-risk planned home and hospital births. Por: Jonge A, van der Goes BY, Ravelli AC, Amelink-Verburg MP, Mol BW, Nijhuis JG, Bennebroek Gravenhorst J, Buitendijk SE. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19624439)

Desafortunadamente, una vez más queda en evidencia que estamos frente a un sistema de salud hegemónico cuya mayor preocupación es no perder ni un milímetro de poder y control sobre nuestros cuerpos y nuestras elecciones. Donde valen más los prejuicios, la conveniencia y comodidad de lxs profesionales, que el bienestar y ejercicio pleno de los derechos de la comunidad. De la misma manera que frente al modelo de parto planificado en domicilio, eligen manejarse con estudios que ya han sido rebatidos, pero que les son convenientes, de igual forma y con la misma impunidad ejercen sus prácticas en la atención perinatal, trabajando desde un modelo intervencionista, que no solo carece de evidencia científica sino que ha demostrado atentar contra la salud física, emocional y psicológica de las mujeres, sus hijxs y sus familias.

Como agrupación que trabaja a favor de los derechos sexuales y reproductivos exigimos a SOGIBA, el Colegio de Médicos de la Provincia de Bs As, ASOGIR y a quienes adhirieron, que rectifiquen sus respectivos comunicados y basen su postura en evidencia científica actualizada y avalada y sobre todo en la garantía de derechos de la población. Con este tipo de comunicados no sólo están faltando a la ética sino que están legitimando las conductas aleccionadoras y situaciones de discriminación que padecen la gran mayoría de las mujeres que habiendo planificado un parto domiciliario requieren de un traslado.

En este sentido los hacemos directamente responsables de cualquier riesgo y/o acción impropia que pueda sufrir una familia por la falta de articulación idónea y correcta entre la asistencia domiciliaria y las instituciones de salud. Sabiendo que, como asociaciones profesionales ejercen un gran poder en la construcción y decisión de políticas de salud nacionales, son a su vez responsables y cómplices del abandono y exclusión del sistema de salud hacia la población.

Fuentes:
1.  “Maternal and newborn outcomes in planned home birth vs planned hospital births: a metaanalysis” por
Wax JR, Lucas FL, Lamont M, Pinette MG, Cartin A, Blackstone J. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20598284
2. “Planned Home vs Hospital Birth: A Meta-Analysis Gone Wrong” por Carl A. Michal, PhD; Patricia A. Janssen, PhD; Saraswathi Vedam, SciD; Eileen K. Hutton, PhD; Ank de Jonge, PhD .
3. The Wax Home Birth Meta-Analysis: An Outsider's Critique. Disponible en:
4. Crítica de la NCT (National Childbirth Trust) sobre el estudio de Wax y su equipo. Disponible en:
5. “Selected perinatal outcomes associated with planned home births in the United States.” por: Cheng YW, Snowden JM, King TL, Caughey AB.
6. “Apgar score of 0 at 5 minutes and neonatal seizures or serious neurologic dysfunction in relation to birth setting.” por: Grünebaum A, McCullough LB, Sapra KJ, Brent RL, Levene MI, Arabin B, Chervenak FA
7. “Early and total neonatal mortality in relation to birth setting in the United States, 2006-2009.” por: Grünebaum A, McCullough LB, Sapra KJ, Brent RL, Levene MI, Arabin B, Chervenak FA
8. “Perinatal risks of planned home births in the United States” por:  Grünebaum A, McCullough LB, Brent RL, Arabin B, Levene MI, Chervenak FA 
Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25446661 
9. “Planned home birth: benefits, risks, and opportunities”. Por: Ruth Zielinski, Kelly Ackerson, Lisa Kane Low



FORTALEZA'85

Violeta Osorio, Rosana Mazur, Andrea Paz, Marcia Cortese, Bárbara Lorenzo, Francisco Saraceno

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Telefe Noticias y el Dr. López Rosetti difunden mentiras y prejuicios

“Respecto al parto domiciliario la opinión unánime, médicamente hablando, es: no debe existir” está fue la declaración del Dr. Daniel López Rosetti, médico clínico y cardiólogo, como remate al informe sobre “Crianza Respetuosa” emitido por Telefe Noticias el día 2 de octubre 2017.

Ante todo, el tratamiento que dieron desde la producción del canal y lxs periodistas al informe en general, fue realmente vergonzoso. ¿Locura o fanatismo? Eligieron llamarlo, vulnerando así a las familias que abrieron su vida y su intimidad desde la confianza de un abordaje digno y respetuoso. En los 12 minutos de duración del  informe, lejos de informar o dar a conocer paradigmas de crianza, de manera más o menos explícita estigmatizan y menosprecian a las familias que participaron y sus decisiones de vida. No faltó tampoco el consabido recurso de entrevistar a las familias y acto seguido recurrir a la voz de lxs especialistas (¿?) para validar o no su postura, como si la mera participación de ellas y sus vo…

Peligra el Parto Planificado en Domicilio

Ha llegado a nuestro conocimiento que el miércoles 27 de junio, se tratará en la Cámara de Diputados de la Nación (reunión de Asesorxs) un nuevo anteproyecto de ley de las incumbencias de las Licenciadas en Obstetricia. El mismo, como en los anteproyectos anteriores deja fuera de las incumbencias de las mismas la asistencia en domicilio y casas de parto. Un atentado directo contra las mujeres y familias que elegimos este modelo de atención y lxs profesionales (mayoría mujeres) que nos garantizan atención. Es evidente una vez más la carga misógina y machista de quienes legislan en contra de las necesidades y autonomía de las mujeres.
Lxs invitamos a enviar la siguiente carta a lxs diputadxs de las comisiones en las cuales tiene giro este anteproyecto para manifestar su repudio frente al reiterado avasallamiento sobre nuestro derecho a elegir cómo, dónde y con quién parir. Quienes quieran escribir pueden usar el modelo de carta que subimos o redactar una propia , lo que siempre sugerimos…

Un obstetra, una mujer en trabajo de parto y un baile que hacen furor

Desde hace algunas semanas circula por facebook un videodonde un obstetra y una mujer en trabajo de parto bailan juntxs (o eso parece a simple vista) con la mejor intención de ayudar al desarrollo del trabajo de parto. Un vídeo que ha sido viralizado, aplaudido y que ha emocionado a más de unx.
Sin embargo, más allá del hecho de que por supuesto es mucho “mejor” pasar el trabajo de parto bailando que confinada a una cama, no deja de ser el mismo paradigma operando con una lavada de cara. Para detectarlo es tan sencillo como realizar algunas preguntas: ¿Quién es el/la protagonista en esta escena?, ¿quién elige qué movimientos hacer?, ¿quién mira a quién para saber qué hacer y cómo seguir?. Las respuestas están en el video, esta escena se trata del obstetra y lo maravilloso que es; es él quien dirige el baile, quien marca los movimientos y es ella quien lo mira atentamente para seguir un ritmo, un movimiento y un paso que le es marcado desde afuera.

Y sigamos con las preguntas: ¿Cuál es …